jueves, 13 de diciembre de 2012

Yoshida Kenko - Tsurezuregusa

                                                         49

"No dejes para cuando seas viejo poner en práctica los deberes de la fe, porque la mayor parte de las tumbas antiguas son de hombres que murieron jóvenes.
Los hombres caen por primera vez en la cuenta de los yerros cometidos en el pasado cuando les entra una enfermedad inesperada y están a punto de partir de este mundo.
El error suele consistir en hacer despacio una cosa cuando había que haberla hecho deprisa, y en hacer apresuradamente acciones en que teníamos que haber sido más remisos.
En estos momentos uno se arrepiente de las acciones que uno ha hecho en el pasado, pero en aquellos instantes, ¿le servirá para algo?. El hombre debe tener siempre presente que la muerte le acecha en cada instante. Si así lo hiciera, ¿no sería más fina la capa de impurezas que cubre el corazón [...]?
Un santo varón llamado Shinkai estaba tan convencido de lo transitorio que es este mundo, que nunca se sentaba a descansar con las piernas cruzadas, sino que se arrodillaba siempre sobre los talones"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, ¡Gracias por tu comentario!