domingo, 2 de mayo de 2010

La decadencia de la mentira - Oscar Wilde

"Es humillante confesarlo, pero estamos todos hechos de la misma pasta. [...] Donde diferimos unos de otros es en lo puramente accidental: en el vestir, los modales, el tono de voz, las opiniones religiosas, la apariencia externa, las pequeñas manías, etcétera. Cuanto más se analiza a las personas, más se esfuman todas las razones para analizar. Antes o después llega esa horrible cosa universal llamada naturaleza humana. Verdaderamente, como sabe demasiado bien todo el que haya trabajado entre los pobres, la hermandad de los hombres no es un mero sueño de poeta, es una realidad harto deprimente y humillante; y si un escritor se empeña en analizar a las clases superiores, daría igual que escribiera sobre cerilleras y vendedores ambulantes"

9 comentarios:

LaMáquina dijo...

Los ensayos de Wilde son una lectura iluminadora. Paradoja, antítesis, exageración, distancia. Un genio.

Gracias!!

Dorian dijo...

Dan ganas de hacer una sección de "Noches de pasión con Óscar.. " Jajaja.

Siempre da para tanto qué decir... pero sobre todo lo que tú dices... Un genio.

Dorian dijo...

Lectura Iluminadora..
(Me gusta)

MORGANA dijo...

Desde luego has elegido a uno de los escritores más complejos....me gusta.
Besos.
Morgana.

Susan dijo...

Aquí Oscar Wilde se revela como un escritor atemporal y universal. Leer este sólo fragmento da una idea de que es un clásico, lúcido e impredecible artista.
Ya sé "el por qué" te llamas Dorian ;)
Un saludo cariñoso.

Dorian dijo...

Si algo me fascina de Wilde es la facilidad con la que se adaptan sus textos a nuestrá época.

Esto me recuerda las palabras que Jorge Luis Borges escribió sobre Wilde y que aparecen en la portada del libro "La decadencia de la mentira":

"Leyendo y releyendo, a lo largo de los años a Wilde, noto un hecho que unos panegiristas no parecen haber sospechado siquiera: el hecho comprobable y elemental de que Wilde casi siempre tiene razón"

Lo de Dorian... viene porque me gustaba ese nombre y en gran parte también por Wilde. Has acertado :-)

Un abrazo Susan.

Mariajoriso dijo...

En la decadencia de la mentira se toca el mundo dentro de otros submundos.
Wilde genio,transgresor y atemporal.
Risoabrazos.

Lia dijo...

Wenas!! Gran fragmento, diferimos en lo accesorio pero pretendemos convertirlo en lo esencial. Parece como si intentáramos buscarnos a nosotros mismos entre la multitud; en la búsqueda de un yo nos cargamos al nosotros...
BSS

Dorian dijo...

Yo más bien creo que en la búsqueda del nosotros nos cargamos el Yo... Entendiendo el "yo" como la personalidad propia..

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, ¡Gracias por tu comentario!