miércoles, 9 de noviembre de 2011

Charles Bukowski - Hollywood


"Había algo que les fallaba por completo a esos pobres chicos y durante un momento algo se quebró dentro de mí y sentí ganas de rodearlos con mis brazos, consolarlos y abrazarlos como un Dostoievsky cualquiera, pero sabía que eso no serviría para nada excepto para hacer el ridículo y humillarme, a mí mismo y a ellos. De algún modo el mundo había llegado demasiado lejos, y la bondad espontánea nunca sería así de fácil. Era algo por lo que todos tendríamos que volver a luchar"

2 comentarios:

Isaura del Valle dijo...

Este fragmento me ha recordado imágenes de películas bélicas, en las que el mando militar, muy duro en su hacer, para formar a su grupo de jóvenes soldados, tiene unos instantes de debilidad y coherencia hacia sus-chicos que han sido conducidos por él, a los límites del peligro.

Besos Dorian.

Shara,sobre una butaca de cristal dijo...

he descubierto tu blog, muy interesante dan ganas de seguirlo aquí te dejo el mío, saludos ^^
http://unade100gaviotas.blogspot.com/

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, ¡Gracias por tu comentario!