sábado, 29 de marzo de 2014

Viaje al fin de la noche - Louis Ferdinand Céline

"Era un niño entonces y aquella cárcel me daba miedo. Es que aún no conocía a los hombres"

"Cuando se carece de imaginación, morir es cosa de nada; cuando se tiene, morir es cosa seria"

"Para que el cerebro de un idiota se ponga en movimiento, tienen que ocurrirle muchas cosas y muy crueles"

"Quien habla del porvenir es un tunante, lo que cuenta es el presente. Invocar la posteridad es hacer un discurso a los gusanos"

"La mayoría de la gente no muere hasta el último momento, otros empiezan veinte años antes y a veces más. Son los desgraciados de la tierra"

"Pero ahora yo desconfiaba de las impresiones. Me habían atrapado una vez con la impresión, ya no me iban a coger con más camelos. Nadie"

"La tristeza del mundo se apodera de los seres como puede, pero parece lograrlo casi siempre"

"Todo lo interesante ocurre en la sombra, no cabe duda. No se sabe nada de la historia auténtica de los hombres"

"No hay otro descanso, se lo aseguro, para los humildes que el desprecio de los grandes encumbrados, que sólo pueden pensar en el pueblo por interés o por sadismo..."

"Es más difícil renunciar al amor que a la vida" 

"Si la gente es tan mala, tal vez sea sólo porque sufre, pero pasa mucho tiempo entre el momento en que han dejado de sufrir y aquel en que se vuelven un poco mejores"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, ¡Gracias por tu comentario!