lunes, 20 de diciembre de 2010

Socorro, perdón - Frédéric Beigbeder



"Antes fingía ser normal, como todo el mundo"

"La verdadera locura aparece cuando cesa la comedia social"

"Había amado, amaría de nuevo, pero esperaba poder prescindir del amor [...]. Como además habia dejado todas las drogas duras, no veo por qué el amor debía constituir una excepción"

"Consideraba la amnesia la cumbre de la libertad; es una enfermedad bastante extendida en estos tiempos"

"Creía haberme librado del pasado como uno se libra de una mujer: cobardemente, sin encararla"

"Nadie olvida porque se lo ordenen"

"Las apariencias no sólo se guardan, si no que además son las que mandan"

"Es complicadísimo ser libre. La libertad es un fardo al que te acostumbras, como la muerte"

"Quiero abandonar a todo el mundo sin que nadie me abandone"

"Hoy, en el mejor de nuestros mundos, la selección la hace el tiempo: las viejas y las feas son excluidas. La belleza es un juego donde el fuera de juego es frecuente"

"La dictadura de la belleza engendra frustración y la frustración engendra el odio"

"Tranquilízate, la adaptación al molde social es inútil, nadie escuchará nuestras llamadas de socorro"

"Es quizás lo peor que hay en la vida: no saber ya enamorarse"



2 comentarios:

El Cordero Estepario dijo...

De acuerdo, por mi parte ya estoy harto de fingir normalidad, es que nunca lo pude hacer bien; creo que mi rechazo a la "corrección" es más por fracaso que por convicción rebelde. je!

Saludos An L.

concepto-aparte dijo...

A veces entro en tu blog en busca de libros que no he leido, y éste lo pondré en la hoja para ir a la biblioteca.
Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, ¡Gracias por tu comentario!