martes, 28 de diciembre de 2010

Soneto sobre la libertad humana - Dámaso Alonso


Qué hermosa eres, libertad. No hay nada
que te contraste. ¿Qué? Dadme tormento.
Más brilla y en más puro firmamento
libertad en tormento acrisolada.

¿Que no grite? ¿Mordaza hay preparada?
Venid: amordazad mi pensamiento.
Grito no es vibración de ondas al viento:
grito es conciencia de hombre sublevada.


Qué hermosa eres, libertad. Dios mismo
te vio lucir, ante el primer abismo
sobre su pecho, solitaria estrella.

Una chispita del volcán ardiente
tomó en su mano. Y te prendió en mi frente,
libre llama de Dios, libertad bella.


"Grito no es vibración de ondas al viento:
grito es conciencia de hombre sublevada"

4 comentarios:

Susan dijo...

¡Qué fortaleza tiene este poema!

"Grito no es vibración de ondas al viento:
grito es conciencia de hombre sublevada"

Lo anoto.

Te deseo un año 2011 lleno de esa Libertad.
Un abrazo

Isaura del Valle dijo...

Libertad, una palabra con mucha fuerza, que no nos la prohiba nadie nunca, es la sal de la vida.

Un beso Dorian

An L. dijo...

"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres."

Abrazos. Y feliz año 2011.
:-)

Adrián J. Messina dijo...

Gracias por compartir tantos versos.
Siempre es un placer pasar a leerlos y reflexionar. Que en el año venidero me sigan acompañando.
Hoy te he ingresado 365 días de buena suerte, alegría y felicidad en tu cuenta número 2011. Feliz año.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, ¡Gracias por tu comentario!