martes, 25 de agosto de 2009

El retrato de Dorian Gray - Oscar Wilde

Habla Lord Henry:

"El único medio de desembarazarse de una tentación es ceder a ella. Si la resistimos, nuestras almas crecerá enfermizas, deseando las cosas que se han prohibido a sí mismas, y , además, sentirán deseo por lo que unas leyes montruosas han hecho monstruoso e ilegal. Se ha dicho que los grandes acontecimientos tienen lugar en el cerebro. Es en el cerebro y únicamente en el cerebro donde tienen lugar asimismo los grandes pecados del mundo. Usted, señor Gray, usted mismo con su juventud de rosa roja y su adolescencia de rosa blanca, habrá tenido pasiones que le hayan atemorizado, pensamientos que le hayan llenado de terror, ensoñaciones diurnas y sueños nocturnos cuyo simple recuerdo pudiera teñir de vergüenza sus mejillas...

- ¡Deténgase usted! - Balbució Gray - ¡Deténgase! Me deja usted aturdido. No sé qué decir. No hable. Déjeme pensar. O más bien, déjeme que intente no pensar.

[...] Sí; había habido cosas en su adolescencia que no había comprendido. Ahora las comprendía. La vida se le apareció de pronto violentamente coloreada. Pensó que hasta entonces había caminado sobre fuego. ¿Por qué no lo supo nunca? [...]"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, ¡Gracias por tu comentario!