lunes, 29 de marzo de 2010

Las flores del Mal - Charles Baudelaire

Toda entera

El demonio, en mi elevada habitación,
esta mañana ha venido a verme,
y, tratando de cogerme en falta,
me ha dicho: "Querría saber,

entre todas las cosas bellas
de las que está hecho su encanto,
entre las partes negras o rosadas
que componen su cuerpo encantador,

cuál es la más dulce". -¡Oh alma mía!
respondiste al Aborrecido:
"Puesto que en Ella todo es bálsamo,
nada puede ser preferido.

Cuando todo me cautiva, ignoro
si algo me seduce especialmente.
Ella deslumbra como la Aurora
y consuela como la Noche;

y es demasiado exquisita la armonía
que gobierna todo su bello cuerpo,
para que el impotente análisis
registre todos los numerosos acordes.

¡Oh metamorfosis mística
de todos mis sentidos fundidos en uno!
¡Su aliento produce música,
como su voz perfume!"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, ¡Gracias por tu comentario!