lunes, 15 de marzo de 2010

Mientras agonizo - William Faulkner

Anse

"[...] Cuando decide que algo esté siempre moviéndose, lo hace alargado, como un camino o un caballo o una carreta, pero cuado decide que algo se esté quieto , lo hace que sea de arriba abajo, como un árbol o un hombre. Y por eso nunca le gustó que las personas vivieran junto a un camino, porque, ¿Qué es lo primero?, pregunto yo, ¿el camino o la casa? ¿Se sabe que Dios haya puesto alguna vez un camino junto a una casa? pregunto. Nunca jamás, es lo que yo digo, y con todo los hombres no descansan hasta que ponen la casa donde todo el que pase en carreta pueda escupir en la entrada, manteniendo inquietas a las personas y dándoles ganas de coger y macharse a otra parte cuando Él quería que los hombres se quedaran quietos como un árbol o un campo de maíz. Pues si hubiera querido que el hombre estuviera siempre moviéndose y yendo de un sitio a otro, ¿no lo hubiera hecho alargado por la tripa como una serpiente? Es lógico que sí, si lo hubiera querido"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, ¡Gracias por tu comentario!