martes, 23 de marzo de 2010

Mientras agonizo - William Faulkner

Cash

"Que me condene si entiendo por qué tanta risa. Porque no hay nada que justifique la destrucción deliberada de lo que un hombre ha construido con el sudor de su frente y donde almacena el fruto de ese sudor.
Pero tampoco entiendo bien que nadie tenga derecho a decir quién está loco y quién no. Es como si en cada hombre hubiera una personalidad que está más allá de la cordura y la locura, que contempla las acciones cuerdas o locas de ese hombre con el mismo horror y el mismo asombro"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, ¡Gracias por tu comentario!